COSTO DEL AMARRE DE AMOR CON RESULTADOS EN:
15 DÍAS: 230 EUROS o 300 DÓLARES
7 DÍAS: 400 EUROS O 550 DÓLARES
24 HORAS: 600 EUROS O 810 DÓLARES

SI DESEA UN AMARRE DE AMOR ESPECÍFICO QUE HAYA VISTO EN ESTA PÁGINA CONSULTAR POR EL PRECIO A: brujoinca@gmail.com

TODO PAGO ES POR ADELANTADO. EL BRUJO INCA ES EL MEJOR BRUJO DEL MUNDO, ES UN BRUJO SERIO, LOS TRABAJOS DEL BRUJO INCA SIEMPRE DAN RESULTADOS. 100% EFECTIVOS.

THE COST OF THE LOVE SPELL WITH RESULTS IN:
15 DAYS: 230 EUROS or 300 DOLLARS
7 DAYS: 400 EUROS OR 550 DOLLARS
24 HOURS: 600 EUROS OR 810 DOLLARS

IF YOU WANT A SPECIFIC LOVE SPELL THAT YOU HAVE SEEN ON THIS PAGE, ASK FOR THE PRICE TO: brujoinca@gmail.com

lunes, 2 de junio de 2014

PREGUNTAS SOBRE LAS RONDAS



Preferí responder a las preguntas que me hacen sobre las rondas, aquí en este capítulo. Primero porque es más práctico explicar con imágenes (lo que no puedo hacer en los comentarios). Y segundo, porque al juntar sus dudas en un solo lugar, es más sencillo esclarecerles el asunto en general.


PREGUNTAS

¿Todos los globos de la cuarta ronda son físicos?

No porque de los siete globos que componen una cadena planetaria, sólo el globo D (el que se localiza “más abajo”) se encuentra en nuestro universo físico, los otros globos se encuentran en otras dimensiones del universo.



Bueno, reformulo mi pregunta: ¿Todos los globos D de la cuarta ronda son físicos?

En principio sí, pero como los Maestros sólo dieron una introducción sobre el tema de las rondas, no me extrañaría que pueda haber excepciones a la regla general.


OK. Entonces quiero saber si entendí bien esto: si todos los globos D de la cuarta ronda en general son físicos (o sea que los podemos ver). Nuestro sol también ha de ser el globo D, y en una escala más inmensa, nuestro universo también se encuentra en la cuarta ronda ya que podemos ver las estrellas y demás galaxias.

Y por consiguiente, supongo que para tener mayor conocimiento debemos esperar hasta la siguiente ronda (y no solo a la séptima raza-raíz de esta cuarta ronda) ya que si bien habremos evolucionado, nuestro conocimiento no habrá ido mucho más allá que el de nuestro plano terrestre y sólo en las siguientes rondas podremos ir conociendo toda la creación, ¡hasta llegar al Creador!

Tu pregunta es muy interesante porque me ayuda a esclarecer varios puntos, pero también es necesario ir por partes para no perderse.

Primero necesito esclarecerte el asunto de los globos D y de las rondas porque lo tienes un poco confundido:

El globo D (o sea el cuerpo celeste que se manifiesta en nuestro universo físico) es sólo invisible al principio, cuando apenas se está formando (cuando todavía es esencialmente sutil). Pero ya que logra crear su “cuerpo físico” se vuelve visible en el resto de las rondas.


Sólo que al inicio es una nube de polvo que paulatinamente se va condensando y es en la cuarta ronda donde alcanza su máxima materialización (para luego comenzar el proceso inverso de espiritualización).

Por lo tanto el globo D de las cadenas planetarias es visible no sólo en la cuarta ronda sino también en todas las demás (con excepción de la primera y no sé si sólo al principio o en toda la primera ronda).

Bajo la ley de correspondencia, intuyes muy bien al considerar que la misma estructura y proceso se efectúa a escalas mayores del universo. Y tienes toda la razón al pensar que el sol que vemos, es el globo D de una estructura mayor (la cadena solar).


El detalle es que no sabría decirte en que ronda se encuentra actualmente el sol, porque su ritmo de vida es más gigantesco que el de los planetas. Con esto quiero decir que las siete rondas de un planeta, a penas corresponden en duración a ¡una ronda solar!  Así que como lo puedes constatar: estamos hablando de otra proporción.

Y siguiendo con la lógica (bajo la ley de correspondencia) podemos concluir que en general todos los cuerpos celestes (planetas, estrellas, galaxias, etc.) son el globo D (la parte visible y física) de una estructura septenaria mayor.

Y es muy posible que todo el universo sea también el Globo D de una estructura mayor (lo que podríamos llamar “la Cadena Universal”)


Y bajo esa misma ley de correspondencia, es muy posible también que el universo pase por siete grandes etapas (siete “rondas universales”), pero ni idea de en qué ronda universal nos encontramos ahora. Y ya te imaginarás que las rondas universales son ¡descomunales!

Para darte una idea, la Teosofía concuerda con las duraciones dadas en el Hinduismo, el cual dice que:
  • las siete rondas de la Tierra hacen un total de 4’320 millones de años (lo que corresponde a “un día de Brahma”, el Dios de la Creación), 
  • mientras que la actual ronda del universo dura ¡72’000 veces más! (lo que corresponde a “cien años de Brahma” que es lo que dura su vida).

Por lo tanto, es un misterio en qué ronda solar y en qué ronda universal nos encontramos, porque son otras escalas del Universo y dicha información no ha sido divulgada, ya que forma parte de los misterios más profundos.

Y aprovecho que tocas el tema para informarte que incluso los planetas del sistema solar no se encuentran en la misma etapa. Así elEncyclopedic Theosophical Glossary dice que:

-        Mercurio está cerca de inaugurar su séptima ronda, mientras que
-        Marte se encuentra actualmente en adormecimiento y cuando despierte, comenzará su cuarta ronda, y yo sospecho que
-        Venus se encuentra en su sexta ronda.

Y cuando lo reflexionas, tiene mucho sentido: imagina una escuela en donde todos los estudiantes se encontrarían en el mismo grado. No podría haber una armoniosa alternancia en la enseñanza escolar. Pues bien, lo mismo pasa con las almas del sistema solar. 


Ahora pasemos a la segunda parte de tu pregunta.

“Y por consiguiente, para tener mayor conocimiento debemos esperar a la siguiente ronda, no solo a la séptima Raza, ya que si bien habremos evolucionado, nuestro conocimiento no habrá ido mucho más allá que el de nuestro plano terrestre y ¡sólo en las siguientes rondas podremos ir conociendo toda la creación, hasta llegar al Creador!”

La respuesta es Sí y No. Permíteme explicarte por qué:

Si bien es cierto que necesitamos despertar nuestros sentidos ocultos y espirituales para poder acceder a planos cada vez más elevados de la creación, y que esto se hace paulatinamente con la humanidad en general, a medida que va avanzando en su evolución.

También es cierto que te puedes adelantar al resto de la humanidad, y es justamente lo que han hecho los Maestros (quienes son tan humanos como nosotros) pero que debido a sus grandes esfuerzos y dedicación, ya han alcanzado el nivel de desarrollo que tendrán los seres humanos en la siguiente quinta ronda (y los más avanzados incluso ya han alcanzado el nivel de desarrollo de la sexta ronda).

Es por eso que se dice que los Maestros son un reflejo del futuro. Porque muestran lo que serán los humanos cuando hayan alcanzado ese nivel de desarrollo.



¿Para la Quinta Ronda, la Tierra seguirá siendo nuestro hogar o lo será otro planeta?

La Tierra es nuestro hogar durante las siete rondas (desde la primera hasta la séptima).

La idea de que la vida que actualmente se encuentra en la Tierra, se desarrolló en el pasado en Marte y que luego pasará a Mercurio, es un concepto falso que impuso Leadbeater con su Neo-teosofía. Pero el cual está basado en falsas premisas como lo explico en el capítulo:
(Ver: ¿Cómo estudiar la estructura esotérica del sistema solar y no volverse loco en el intento?)



Bueno amigo mío, mi inconveniente es el siguiente: hemos ido evolucionando a través de los reinos de la naturaleza (mineral, vegetal y animal) pero mi duda es que esas evoluciones anteriores lo hemos desarrollado dentro de esta ronda actual o que anteriormente hemos pertenecido a otra ronda... esa es mi duda.

Yo también estaba muy desconcertado por esa duda y quedé asombrado cuando descubrí que para sólo desarrollarnos en el reino humano (desde el principio hasta el fin):

¡SE REQUIERE DE SIETE RONDAS!

De todo el ciclo de vida del planeta.



¿Para qué sirve todo este circo de las rondas y las razas raíces, cuál es el propósito de todo esto?

Esencialmente la razón de todo este “circo” es para crear una nueva generación de Seres divinos que dirigirá una parte de la Creación en el siguiente ciclo cósmico.


Y es que los humanos tienen la idea incorrecta de creer que los Seres de la Jerarquía divina (ángeles, arcángeles, etc.) son eternos…

ERROR

Ya que NADA en el Universo es eterno. Por lo tanto, para que pueda perpetuarse la Creación, se requiere que nuevas generaciones tomen la función de las anteriores. Y estoy de acuerdo contigo cuando dices que es todo un circo llevar a cabo ese desarrollo, pero créeme que es un esfuerzo muy necesario.

Para darte una analogía: observa el gran esfuerzo que hacen las sociedades para que sus niños se vuelvan seres adultos competentes. Mira todo el esfuerzo que se requiere de infraestructura, de tiempo y de dedicación para darles una gran educación a las nuevas generaciones. Pero si no se hiciera ese esfuerzo, en pocas décadas, ya no habría más doctores, ingenieros y profesionistas, y la civilización se derrumbaría.

Pues bien, lo mismo sucede en el Universo, sólo que a una escala mayor, a una escala más cósmica.



No podría ser que la vida en Venus haya sublimado su materia, pero nosotros aun conscientes de ella vemos la envoltura física de Venus...

Y los planetas sagrados que aun no vemos podrían estar en un periodo de sublimación (¿pralaya?) o habiendo la vida sublimado su materia hace mucho tiempo el planeta ya no necesita su envoltura física... (?)

Percibo la confusión que tienes porque yo mismo la tenía. Veras, al principio, cuando leí que el planeta en las 3 ½ primera rondas se materializa, para luego en la 3 ½ siguientes rondas volverse a espiritualizar. Yo pensaba que la materia del planeta se volvía completamente a sublimar y se volvía invisible.


Pero entonces, no comprendía,

¿Por qué la luna seguía físicamente presente si supuestamente ya debía de haberse completamente sublimado?

Mucho tiempo estuve destanteado con esto, hasta que leí las Cartas Mahatma y ahí por fin comprendí:

« [Al final de la séptima ronda] hay una condición de “muerte” en el planeta, como es el caso de nuestra luna actual en donde sobrevive el cuerpo rocoso del planeta pero el impulso de vida ha salido. »
(CM15, p94)

Ahora ¿Cómo es que las monadas del reino mineral se espiritualizaron si sigue presente el mineral?

« Por osmosis oculta. Así como la planta y el animal abandonan sus armazones [cuerpos físicos] cuando la vida se extingue. Así también lo hace el mineral, solo que a intervalos más largos, ya que su cuerpo rocoso [“su armazón”] es mucho más duradero. » (CM 14, p80)

Entonces al principio, yo pensaba que al espiritualizarse la vida en el planeta, todo se sublimaba y el planeta se volvía de nuevo invisible. Ahora comprendo que queda un “esqueleto” que son los cuerpos siderales muertos que vemos en el espacio (como la luna) y que sospecho que lentamente se van desintegrando.


Es parecido al coral. Para que los animales que componen el coral puedan desarrollarse, necesitan formar estructuras calcáreas en donde puedan vivir, pero cuando se van, “su armazón”, aunque ya vacío, permanece allí.

Ahora bien, si tienes conocimientos budistas, seguramente me vas a comentar:

Oye Cid, ¿pero si tú mismo mencionas de humanos que subliman todo su cuerpo físico, transformándolo en un “cuerpo de luz”?


Cierto, pero estamos hablando de otro nivel. Estamos hablando de humanos muy avanzados comparados al resto de la humanidad. Pero incluso estos seres muy evolucionados no pueden transformar toda su materia en luz. Usualmente quedan las partes más densas del cuerpo que son las uñas y el cabello.

De igual modo, los planetas se encuentran a diferentes escalas (en lo que podemos llamar “la evolución planetaria”). Y sospecho que los planetas gigantes gaseosos se encuentran mucho más avanzados que los planetas rocosos, ya que su “cuerpo físico” se encuentra muy sublimado comparado con los planetas rocosos. Y seguramente al final de la séptima ronda, los planetas gaseosos han de dejar un “resto” proporcionalmente mucho menor, comparado al “esqueleto” que dejan los planetas rocosos.


(Nota: pralaya es el periodo de inactividad, por lo tanto no se aplica en este asunto. Para que lo tengas más claro: al final de las seis primeras rondas, el planeta pasa por un periodo de adormecimiento o “pralaya parcial planetario” en donde la vida se va temporalmente [mientras que el planeta duerme] para luego retornar. Mientras que al final de la séptima ronda, el planeta muere y ese es el “pralaya planetario”.)



¿Si la luna de la cuál procedemos era visible, los seres que allí habitaban también eran de materia física, por qué entonces en nuestra primera ronda volvimos a ser etéreos? Siendo que del globo D lunar pasamos al globo D terrestre. Y si esto es así, ¿nos salteamos nuestros tres primeros globos? Algo que creo no puede suceder, y tampoco puede suceder que los seres lunares lleguen aquí antes de cumplir las siete rondas. Posiblemente haya un error de interpretación de mi parte, pero comprende que la teosofía es muy difícil para los que recién empezamos.

En efecto, hay un error de interpretación de tu parte, pero no te sientas mal por ello. Yo también estuve varios meses batallando, antes de comenzar a ver el asunto con más claridad.

Para que lo comprendas te lo resumo (así como lo he comprendido):

Al final de la séptima ronda del ciclo planetario anterior, el logos planetario con todos los reinos (elemental, mineral, vegetal, animal, humano) que se desarrollaron en la luna, entraron al Nirvana. Y la luna murió dejando como desecho su esqueleto rocoso.


Al final del pralaya lunar, el logos planetario volvió a surgir en el universo manifestado para desarrollarse esta vez como un planeta más avanzado que es la Tierra y entamar un nuevo ciclo de siete rondas.



Al principio pensaba que la humanidad (y los demás seres llamados en conjunto “la hueste monádica”) iban a volver a ingresar al Nirvana hasta el final de la séptima ronda.


Pero entonces había cosas que no cuadraban, como los Buddhas que entran a Nirvana, pero que después tienen que regresar a la Tierra para proseguir con su evolución.

(Ver: Entrada a Nirvana: Buddha egoísta vs Buddha de compasión)

Otra vez estuve un buen rato destanteado hasta que por fin lo comprendí:

Al final de las seis primeras rondas, la hueste monádica entra en un “Nirvana parcial” mientras que el planeta entra en un pralaya parcial (se duerme temporalmente).


Para que se te facilite comprenderlo, imagina la humanidad como un buceador que tiene que efectuar un trabajo bajo el mar, pero que su tanque de oxigeno no le permite hacer esa la labor en una sola sumersión. Por lo tanto la va efectuar en siete sumersiones.


De igual manera, las nuevas monadas humanas no pueden transformarse de un solo trecho, de los espíritus inconscientes que son inicialmente, con sus siete principios en estado latente,


En Seres divinos plenamente conscientes con sus siete principios totalmente desarrollados.


Es por ello que las monadas humanas tienen que sumergirse en el mundo manifestado: siete veces.


Así, de manera resumida, las monadas (o sea las partículas divinas) que actualmente están evolucionando en el reino humano, terminaron su desarrollo en el más alto grado del reino animal, en el ciclo anterior en la luna. Entraron en Nirvana, y posteriormente volvieron a surgir en la Tierra. Esta vez para desarrollarse como humanos.

En la primera ronda, las monadas humanas lo más que logran descender (antes de volver a ascender) es en una forma etérea, en donde desarrollan cuerpos monstruosos (en correspondencia con la tosquedad de la Tierra, ya que el planeta apenas se está formando y es igualmente etéreo en esa ronda).

En la segunda ronda, logran descender más (antes de volver a ascender) y formar cuerpos más firmes y condensados, aunque todavía siguen siendo gigantescos y etéreos.


Y así en las primeras rondas, las monadas humanas van formando, cierto sus siete principios, pero esencialmente sus principios inferiores (cuerpo emocional, cuerpo energético, cuerpo astral y cuerpo físico) descendiendo cada vez más hasta llegar plenamente en la materia en la cuarta ronda.

Mientras que en las siguientes rondas, van a desarrollar más sus principios superiores (mental, buddhi, atma) y sublimar sus principios inferiores.

Por lo tanto, al final de cada ronda, los humanos entran en el Nirvana parcial, en una forma cada vez más evolucionada. Y al final de la séptima ronda, los humanos entran a Nirvana en el más alto grado que pueden alcanzar en el reino humano, lo que podríamos llamar “hombres-dioses”.

Cuando termine el pralaya terrestre, las monadas que se desarrollaron como humanos en la Tierra, comenzarán desarrollos superiores (Ángeles, Espíritus planetarios, etc.). Y las monadas que se desarrollaron como animales en la Tierra, comenzarán su desarrollo como humanos en el nuevo planeta que surgirá.



Así como cuando muere un humano, su esqueleto físico tarda mucho en desaparecer, incluso el humano puede reencarnar y su antiguo esqueleto seguirá lentamente deshaciéndose. Lo mismo pasa con los planetas, y la Luna es el antiguo “esqueleto” de la anterior reencarnación de la Tierra???  De qué hablas estas fumado jajajaj

Tuve la misma reacción que tú de escepticismo la primera vez que leí sobre esto (aunque sin la fanfarronería) pero mientras más lo he reflexionado, más he cambiado de parecer. Y es que, aunque suene extraordinario, tiene mucho sentido, ya que todo en el Universo funciona bajo los mismas leyes, sólo que a escalas diferentes.

Es por eso que los antiguos sabios inscribieron en el templo de Delfos:

“CONÓCETE A TI MISMO Y CONOCERÁS AL UNIVERSO”

Debido a la ley de correspondencia que rige la Creación:

“COMO ES ARRIBA, ES ABAJO. COMO ES ABAJO, ES ARRIBA”

A mí me impresiona como la gente puede aceptar sin la menor discusión, las cosas más extraordinarias que dice la ciencia. Como por ejemplo:
  • que toda la materia y energía que forman el Universo con sus miles de millones de galaxias, toda esa súper inmensidad surgió de un punto más pequeño que un electro. 
  • que toda la información para elaborar un ser humano se encuentra archivada en el interior de cada una de sus células (y hay tantas células en un humano como estrellas en ¡mil galaxias!)

Y en cambio, rechazan sin ni siquiera reflexionarlo cuando el esoterismo dice que la vida se encuentra en todas partes, sólo que se desenvuelve de maneras que rebasan nuestra percepción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.