COSTO DEL AMARRE DE AMOR CON RESULTADOS EN:
15 DÍAS: 230 EUROS o 300 DÓLARES
7 DÍAS: 400 EUROS O 550 DÓLARES
24 HORAS: 600 EUROS O 810 DÓLARES

SI DESEA UN AMARRE DE AMOR ESPECÍFICO QUE HAYA VISTO EN ESTA PÁGINA CONSULTAR POR EL PRECIO A: brujoinca@gmail.com

TODO PAGO ES POR ADELANTADO. EL BRUJO INCA ES EL MEJOR BRUJO DEL MUNDO, ES UN BRUJO SERIO, LOS TRABAJOS DEL BRUJO INCA SIEMPRE DAN RESULTADOS. 100% EFECTIVOS.

THE COST OF THE LOVE SPELL WITH RESULTS IN:
15 DAYS: 230 EUROS or 300 DOLLARS
7 DAYS: 400 EUROS OR 550 DOLLARS
24 HOURS: 600 EUROS OR 810 DOLLARS

IF YOU WANT A SPECIFIC LOVE SPELL THAT YOU HAVE SEEN ON THIS PAGE, ASK FOR THE PRICE TO: brujoinca@gmail.com

lunes, 2 de junio de 2014

¿CONVIENE ESTUDIAR A ELIPHAS LÉVI?


Eliphas Lévi Zahed es el seudónimo del famoso escritor ocultista francés Alphonse Louis Constant (y que es la traducción de su nombre en hebreo)

RESUMEN DE SU VIDA

Tuvo una juventud difícil:

  • Nació en Paris en 1810 en una familia pobre, lo que lo impulsó a una vocación religiosa que le permitió tener sustento y estudios.
  • En 1830 fallece su padre.
  • En 1835 recibe el diaconado, pero abandona el seminario antes de ser ordenado, porque se enamoró de una de sus alumnas, pero para su infortunio la joven lo desdeña. Para empeorar el asunto, su madre, quien había depositado todas sus esperanzas en él, sintiéndose muy abatida por la salida de su hijo, se suicida.
  • Después de unos años de bohemia, acariciando todavía la idea de acceder al sacerdocio, parte al monasterio benedictino de Solesmes, en donde aprovecha de su gran biblioteca (de unos 20’000 volúmenes) para cultivarse abundantemente: estudiando a los grandes pensadores y eruditos del cristianismo.
  • Es ahí donde publica su primera obra: “El Rosario de Mayo o La Guirlanda de María” (1839). Y aunque pensaba quedarse allí por el resto de su vida, un desacuerdo con el abad, lo obliga a abandonar la abadía en 1940.


  • Al interceder ante el obispo de París (Monseñor Affre) termina por conseguir un puesto miserable de inspector en el colegio de Juilly, pero sus superiores lo maltratan y en su malestar escribe su segundo libro: “La Biblia de la Libertad” (1841).
  • Considerado un peligro para la iglesia, es encarcelado durante once meses, en donde para soportar las malas condiciones, busca consuelo en la lectura, leyendo por vez primera al filosofo Swedenborg.
  • Al salir de la cárcel en 1842, persistiendo en su deseo de ser sacerdote, muestra una conducta tan ejemplar que Monseñor Affre decide recomendarlo al obispo de Evreux (Monseñor Olivier) quien está dispuesto a acogerlo, pero a condición de que tome un pseudónimo, para evitar así algún escándalo por el asunto de su libro subversivo. Durante esa época estudia a Lulio, Agrippa y Postel.
  • Desafortunadamente, sus sermones tienen tanto éxito, que suscitan muchos celos entre los sacerdotes de la diócesis, y en 1843 se desvela en los periódicos su identidad, obligándolo a dejar el seminario.


Incursión en la política:

  • Efectuando diversos trabajos, continúa con sus estudios y también de enamoradizo…
  • corteja a Eugénie Chenevier con la que tiene un hijo, pero al mismo tiempo mantiene un amorío con Marie-Noemí Cadiot (la gran amiga de Eugénie). Y el padre de Noémi le exige que se case con su hija o lo acusará por corrupción de menores. Así que deja a Eugénie y se casa con Noemi.

Marie-Noémi Cadiot posteriormente se volvió escritora, escultora y pionera del feminismo y las libertades de la mujer.

  • La ceremonia civil tuvo lugar en julio de 1846, pero la familia se rehusa a darle la dote a Noémi, y la joven pareja vive en la miseria.
  • Repudiado por los periódicos, debido al escándalo por su libro “blasfemo”, su esposa lo incita para que entre en la política.
  • Escribe un virulento panfleto: “La voz de la hambruna” (1847) por el cual es arrestado de nuevo y condenado a un año de prisión y una fuerte multa, pero es liberado a los seis meses ante las suplicas de su mujer que acaba de dar a luz a una niña.
  • La pareja impulsa varios proyectos izquierdistas sin mucho éxito.
  • En 1853, su esposa lo abandona por otro hombre (el marqués de Montferrier) y un año después muere su hija, para su gran desesperación, ya que la adoraba.


Cambio hacia el esoterismo:

  • Este fue progresivo. Comenzó desde 1845, con su obra “El Libro de las lágrimas o Cristo consolador” en donde comienza a expresar nociones esotéricas por primera vez.
  • En 1855 fundó junto con Charles Fauvety “La Revista Filosófica y Religiosa” la cual se publica durante tres años.
  • Fue durante ese tiempo que comienza a publicar su obra que lo llevó a la fama: “Dogma y Ritual de la Alta Magia”. Y es cuando adopta el pseudónimo de Eliphas Lévi.
  • Pero también en esos días publica un poema subversivo que lo lleva nuevamente a la cárcel, aunque gracias a un artilugio, Napoleón III lo perdona. 
  • En 1859 publica “La historia de la Magia” y en 1861 “La Clave de los grandes Misterios”, obras que le dan un prestigio considerable y seguidores entre gente adinerada y de poder en Europa.
  • Va a pasar el resto de sus años frecuentando diversas organizaciones esotéricas, escribiendo libros y enseñando ocultismo (en particular la Kabala).
  • Gracias al dinero percibido como remuneración por sus lecciones, vive con una relativa comodidad material, enriqueciendo sin cesar su biblioteca. 
  • Hasta que fallece en 1875.



¿QUÉ OPINIÓN TIENEN LOS MAESTROS DE ELIPHAS LÉVI?

(Alfred Percy Sinnett fue un periodista que tuvo el gran privilegio de mantener una correspondencia con los Mahatmas Kuthumi y Morya, quienes lo instruyeron, considerando que como escritor y por su origen inglés, se le facilitaría transmitir al Occidente, las enseñanzas esotéricas Orientales.)

Cuando Sinnett comentó (sobre un asunto de la evolución de la humanidad) que lo que decía Eliphas Lévi parecía estar en conflicto directo con lo que le enseñaba el Mahatma Kuthumi, el Maestro le respondió:

« Eliphas Lévi no está en conflicto directo con nuestras enseñanzas.

(Luego Kuthumi dio una larga explicación sobre los puntos en donde Sinnett consideraba que había conflicto, la cual omito para no complicar el capítulo)

Habiendo explicado así la situación, resumiré y preguntaré de nuevo:

¿Por qué debería mantenerse que lo que es dado por Eliphas Lévi y expuesto por Blavatsky, esté en “conflicto directo” con mi enseñanza?

Eliphas Lévi es un ocultista y un kabalista, y al escribir para aquellos que se supone, conocen los rudimentos de los principios kabalísticos, usa la fraseología peculiar de su doctrina, y Blavatsky hace lo mismo. Ellos olvidan que el público en general, necesita de todas las explicaciones posibles y lucidas, que para ellos pueden parecerles superfluas. »
(Carta Mahatma 20C, p127 y 129)

En otra ocasión Sinnett se quejó ante el Mahatma Kuthumi que no comprendía las enseñanzas de Eliphas Lévi, a lo cual es Maestro le respondió:

« En verdad, que cuando te quejas de ser incapaz de comprender el significado de lo que dice Eliphas Lévi, es solamente porque como muchos otros lectores, no logras encontrar la clave de su manera de escribir. Y si observaras con más atención, te darías cuenta que nunca fue la intención de los ocultistas realmente esconder de los estudiantes diligentes y resueltos, lo que habían estado escribiendo, sino más bien encerrar su información (por razones de seguridad) en una caja fuerte resguardada, cuya clave es: la intuición.

El grado de diligencia y celo con el cual el estudiante busque el significado oculto, es en general la prueba de hasta dónde el estudiante tiene derecho a la posesión de ese tesoro tan enterrado. » 
(CM 48, p279)

Cuando Sinnet se volvió a quejar, esta vez de una de las principales obras de Eliphas Lévi, el Maestro Kuthumi le respondió:

« Su libro “La Alta Magia” de Eliphas Lévi. No es extraño que lo encuentres nebuloso, ya que nunca estuvo destinado para el lector no iniciado. Y es porque Lévi estudió a partir de los manuscritos Rosacruces (ahora reducidos a tres ejemplares en Europa). Estos exponen nuestras doctrinas orientales tomadas de las enseñanzas de Rosencranz, quien a su regreso de Asia, las vistió con atavío semi-cristiano, para que sirviera de escudo a sus alumnos en contra de la venganza clerical. Por lo tanto uno debe de tener las claves de estas enseñanzas rosacruces, y estas claves son toda una ciencia de estudio por sí misma» (CM 49, p280)

« [Así por ejemplo, te doy una clave sencilla para ilustrarlo.] Eliphas Lévi usa constantemente los términos “Dios” y “Cristo” los cuales tomados en su sentido esotérico simplemente significan el “Bien” (refiriéndose en su aspecto dual de lo abstracto y lo concreto y nada de dogmatico). » (CM 20C, p129)

«  Rosencranz enseñó oralmente. Posteriormente Saint Germain registró las buenas doctrinas en cifras, y su único manuscrito cifrado permaneció en poder de su fiel amigo y protector, el benevolente Príncipe germano de cuya casa y en cuya presencia, él hizo su última salida.
. . .
Hablando de “cifras” y “números”, Eliphas Lévi se dirige a los que saben algo de las doctrinas Pitagóricas, ya que algunas de ellas compendian toda la filosofía e incluyen todas las doctrinas. Isaac Newton las comprendió bien, pero retuvo su conocimiento con mucha prudencia por su propia reputación. » (CM 49, p280-281)
_ _ _

Para facilitarle la comprensión a Sinnett de las enseñanzas de Eliphas Lévi, en varias ocasiones el Mahatma Kuthumi le envió escritos de Lévi añadiendo sus propios comentarios:

« Para reconciliarte con Eliphas, te enviaré una colección de sus escritos  que nunca han sido publicados, en una escritura clara grande, clara y hermosa, con mis comentarios a todo lo largo. Nada mejor que esto podría darte la clave de los enigmas kabalísticos. » (CM 20, p134)

« Memorando – Cuando sea oportuno, por favor enviarle a A. P. Sinnett aquellas notas no publicadas de Eliphas Lévi con anotaciones de K.H. [Khutumi]. » (CM 23A, p144)

« En el próximo tomo de la revista Theosophist encontrarás una nota o dos añadidas a la traducción que hizo Hume del prefacio de Eliphas Lévi con relación al continente Hundido [La Atlántida]. » (CM 23B, p156)

« Estas aclaraciones quizás harán más claras para ti las alusiones de Eliphas Lévi; si vuelves a releer lo que él dice y mis observaciones al margen de ellas. » (CM 25, p196)



OPINIÓN DE BLAVATSKY SOBRE ELIPHAS LÉVI


« La Señora Blavatsky tenía una considerable estima hacia Eliphas Lévi y su erudición:

-        “Eliphas Lévi ha sido el más grande filósofo hermético en Europa del siglo XIX.” (CW III, p.282, 1881)
-        “El difunto Eliphas Lévi fue el más erudito kabalista y ocultista de Europa en nuestra época contemporánea y todo aquello escrito por su pluma es preciado para nosotros.” (CW III, p.287, 1881)

Sin embargo previno a sus estudiantes de no aceptar demasiado literalmente algunas de sus enseñanzas, ya que de acuerdo a ella:

-        “Él expuso la verdadera filosofía hermética en el embrollado lenguaje de los kabalistas judíos y para el beneficio de un público nacido cristiano” (CW VI, p.134, 1884)

Para ella, Eliphas Lévi era indudablemente un gran ocultista, pero:

-        “siendo un escritor fascinante e ingenioso, él más bien dio una visión mistificada de la magia, más que enseñarla en sus numeroso escritos”. (CW VII, p.266, 1886)

Por otra parte, en ningún momento ella lo consideró jamás como un iniciado o un ocultista práctico [sino un ocultista teórico]. »
(Comentarios de Boris de Zirkoff en los Collected Writtings de HPB, Vol. I, pg.495, extractos)

El hecho de que Eliphas Lévi no haya sido un iniciado, sino un investigador de ocultismo es muy importante a recalcar, y no por quererlo desprestigiar, sino para hacerles comprender que eso ocasionó que haya cometido varios errores de interpretación al estudiar las enseñanzas esotéricas.

Y es que aunque incluso los iniciados pueden cometer errores, ustedes comprenderán que no es lo mismo tener como instructor a un gran Maestro, que tiene un acceso muy profundo al autentico Conocimiento oculto, que ser un simple estudiante (cuyos instructores son también simples eruditos de ocultismo) y por lo tanto no tienen la asistencia directa de un gran Maestro que los corrija cada vez que cometen errores de comprensión.

Además, al ser un kabalista, Lévi puso en sus libros, las nociones incorrectas que con el tiempo se han ido incorporando en la Kabala.(ver las alteraciones hechas a la Kabala)

Así por ejemplo, sus aseveraciones sobre lo que en el esoterismo se le conoce como la Luz Astral:

« La mayor parte de los kabalistas cristianos occidentales, y sobre todo Eliphas Lévi, en su deseo de reconciliar las enseñanzas ocultas con los dogmas de la iglesia católica, han hecho todo cuanto han podido para convertir la “Luz Astral”, exclusiva y principalmente en el “Pleroma” de los primeros Padres de la Iglesia, haciéndola la residencia de la Hueste de los Ángeles Caídos, de los “Señores celestiales” y de otros “Poderes”.

Pero la Luz Astral, aunque es tan sólo el aspecto inferior de lo Absoluto, es sin embargo dual. Es el Anima Mundi, y nunca debe ser considerada de otra manera (excepto para propósitos kabalisticos). En cambio, la diferencia que existe entre su “Luz” y su “Fuego Viviente” siempre deben tenerla presente el vidente y el psíquico. Así por ejemplo: Eliphas Lévi comete una gran equivocación al identificar siempre la Luz Astral con lo que nosotros llamamos Akâsha. » 
(La Doctrina Secreta Vol. I, pg 196 y 254, 1888)

De ahí el consejo de Blavatsky a sus estudiantes de no tomar al pie de la letra todo lo que Eliphas Lévi escribió. Y de hecho, es interesante constatar que a medida que pasaron los años y que Blavatsky adquirió mayores conocimientos ocultos y estudió más profundamente a Lévi. Si bien lo siguió admirando, advirtió en su obra La Doctrina Secreta, a los lectores en general, de que fueran cautelosos al leer a Eliphas Lévi ya que escribió muchas contradicciones:

« Pero ningún otro kabalista ha poseído como Eliphas Lévi el talento de yuxtaponer una contradicción sobre otra, y de hacer que en una misma frase se contradiga una paradoja a la otra con tal fluidez de lenguaje. Haciendo que con su gran talento, él conduzca al lector a través de los valles más bellos de la enseñanza oculta, pero desafortunadamente para dejar al inexperto, después de todo, en una roca estéril y desierta en cuanto se refiere al conocimiento esotérico. » (DS I, p259)

Así por ejemplo:

« Llama Ruach al cuarto principio. Cuando el cuarto principio para nosotros es el Kama Rûpa (el cuerpo de los deseos). Mientras queRuach (entiéndase el “Alma Espiritual”) en la Teosofía es el sexto principio, o sea Buddhi, y Nephesh corresponde al cuarto principio. »(DSII, p633)



Otro ejemplo:

« El paradójico Eliphas Lévi llama de un tirón a la Luz Astral: “El Cuerpo del Espíritu Santo” y luego a continuación la denomina “Baphomet” (el Andrógino cabrío de Mendes). » (DS I, p253)


Puedo confirmar que para quienes no están familiarizados con el verdadero esoterismo, esas contradicciones que hace Eliphas Lévi, los va a confundir muchísimo. Pero es que incluso en algunas ocasiones, Eliphas Lévi enseñó intencionalmente cosas falsas (mostrando su pequeño lado malévolo que todos tenemos)

Esto lo descubrí en una conversación que tuvo Blavatsky con sus alumnos cercanos:

« T.B. Harbottle: Eliphas Lévi lo da en este sentido: el toma el primer eterno como representando el triangulo, y la síntesis de los tres formando un cuarto punto, ¿pero yo mismo no veo cómo esto lleva más cerca de la materia?

(Luego sigue una larga discusión, la cual de nuevo omito para no atazcar el capítulo)

T.B. Harbottle: Todas esas explicaciones dadas por los ocultistas han generado un mal entendimiento de la palabra Tetragrámaton. Después de esta discusión pienso que ahora comprenderemos mejor lo que es un Tetragrámaton.

B. Keightley: Es simplemente la humanidad, tal como la conocemos.

Blavatsky: No, es más bien diferente. Yo no lo llamo así. Es Malkuth, “cuando la novia viene a ser desposada en la tierra”; entonces se convierte en humana.

B. Keightley: Después de la separación.

Blavatsky: Los siete Sephiroth inferiores todos deben de haber pasado. Entonces el Tetragrámaton se vuelve más y más material.

B. Keightley: Y después de la separación, él es completamenteTetragrámaton.

Kingsland: En un sentido, es la Luz Astral entre el cuarto plano inferior y los tres superiores.

Blavatsky: Entre Tetraktys y Tetragrámaton hay una inmensa diferencia. La diferencia es entre el juramento de Pitágoras por el Tetraktys de la Monada invisible. La cual llega, y habiendo producido el primer punto y el segundo y el tercero, se retira posteriormente en la obscuridad y el perpetuo silencio, es decir en aquello de lo cual nosotros no podemos conocer nada. O sea me refiero al primer Logos, y esto es Tetraktys. Esto es el punto.

El punto resulta, y esto es el “1”. Él produce el primer punto, el segundo, el tercero y el cuarto. O si ustedes lo toman desde el punto de vista de la materia, es el plano horizontal o el triangulo, y ahí está el segundo lado, y el tercero y el punto. Eliphas Lévi dice muchas cosas que ciertamente yo nunca consentiré, y él sabía muy bien que estaba engañando al público. Él simplemente se rió de la gente.

T.B. Harbottle: Aún así Lévi logra dar la idea de cómo se forma el cuatro, en tanto que sugiere que es el primer triangulo y su síntesis. Y es que uno puede perfectamente tomar la Monada que forma el 1, el 2, el 3 para luego retirarse en la obscuridad. En todo caso no está tan alejado de la idea, y por consiguiente yo digo que él está más bien describiendo el Tetraktys.

Blavatsky: Y apenas te lo he demostrado. Tú tomas el punto en el circulo y procedes y haces un triangulo del punto inferior y tomas el plano material y procedes así, convirtiéndose en el reverso. Mientras que Eliphas Lévi lo toma en un plano inferior.

B. Keightley: Es por esto que ha surgido la confusión en nuestras mentes. Es porque Eliphas Lévi está hablando del Tetraktys como si fuera el Tetragrámaton.

Blavatsky: Ahora ven la enorme confusión que ha producido en ustedes la simple lectura de Eliphas Lévi. ¿Qué será de otros que estudian en otras escuelas esotéricas y que van y dicen que el Tetragrámaton es la representación de la divinidad más elevada?  Tendrán tal revoltijo de ideas que nunca aprenderán nada, ya sea de una o de la otra escuela. Y la consecuencia de todo esto es que se encontrarán en el más espantoso estado de confusión.

Es por eso que en las reglas preliminares de la Sección Esotérica.

(La escuela fundada por Blavatsky con la ayuda de William Judge, cuyo objetivo era dar a los estudiantes comprometidos de la Sociedad Teosófica, una enseñanza más profunda del conocimiento esotérico.)

Es por eso que a los estudiantes les he dicho:

-        “Por favor, todos aquellos que quieran estudiar la autentica enseñanza esotérica oriental, tengan la amabilidad de no pertenecer a otras organizaciones esotéricas, con excepción de las sociedades masónicas, las cuales son perfectamente inofensivas.”

(Bueno, inofensivas en ese entonces [siglo XIX] porque ahora encuentran de todo: desde sociedades masónicas de muy alto nivel, hasta sectas disfrazadas de masónicas.)

Y aunque por esa recomendación me han tachado de fanática e intolerante y me ha valido muchas críticas, ahora comprenden la razón. »
(Los Comentarios de la Doctrina Secreta, reunión del 7 de febrero de 1889, pg. 147-157, extractos)

Observaciones

El asunto que están discutiendo Blavatsky y sus alumnos en realidad es muy fácil de comprender, pero se vuelve muy complicado si no se puede ilustrar con las figuras que mencionan y si no se tiene un conocimiento previo sobre el tema. Posteriormente en otro capítulo se los explicaré.

Por otra parte, ese “espantoso estado de confusión” en el que uno termina por encontrarse al estar buscando los Conocimientos ocultos y perderse por tantas diferentes versiones, yo lo he vivido por experiencia propia: y es que incluso en varias ocasiones mandé a volar al esoterismo, porque ya estaba HARTO que NO había consenso entre las diversas enseñanzas. Y vi a muchos investigadores renunciar por completo a la búsqueda por las mismas razones.

Es por ello que continuamente les estoy aconsejando que primero se enfoquen en las enseñanzas esotéricas más genuinas, para que así adquieran una base solida que les sirva de brújula, para que no se pierdan en ese “Océano tempestuoso” que es el esoterismo.



CONCLUSIÓN

Indudablemente Eliphas Lévi fue una de las grandes eminencias del ocultismo Occidental y por lo tanto vale mucho la pena leerlo. Pero, yo les aconsejo que lo estudien cuando ya tengan un gran conocimiento esotérico (genuino) previo:

1)   Porque como buen ocultista, usa un lenguaje complicado, haciendo que muchos de sus escritos sean difíciles de comprender para los principiantes,
2)   Porque resguardó mucha información detrás de claves que no sabrán descifrar, si no tienen ya un conocimiento solido del esoterismo, y
3)   Porque cometió varios errores de interpretación (algunos inconscientemente, otros voluntariamente) que no sabrán reconocer, si no tienen ya bastante conocimiento del esoterismo más profundo (o sea aquel que no ha sido alterado).



BIBLIOGRAFÍA


(Aquí sólo considero sus obras de carácter esotérico)

Dogma y Ritual de la alta magia (1854)
Las clavículas de Salomón (1854)*
Carnet de apuntes de Eliphas Lévi (1854)*
Historia de la magia (1859)
La clave de los grandes misterios (1859)
La clavícula profética de los siete espíritus de Jean Trithème (1860)*
Los misterios de la Kabala o La armonía oculta de los dos Testamentos (1861)*
Curso de filosofía oculta, cartas al barón de Spedalieri (1861)*
El hechicero de Meudon (1861)
Fábulas y símbolos (1862)
La ciencia de los espíritus (1865)
El gran arcano del ocultismo revelado (1869)*
El libro de los sabios (1870)*
El libro de los esplendores (1870)*
Los elementos de la Kabala (1870)*
Las puertas del avenir o Las últimas palabras de un vidente (1871)*
El Grimorio franco-latomorum (1871)*
El velo del templo desgarrado (1872-1874)*
El evangelio de la ciencia (1873)*
La religión de la ciencia (1873)*
Las paradojas de la alta ciencia (1873)*
La sabiduría de los antiguos (1874)*
El libro de Abraham (1874)*
El catecismo de la paz (1874)*
El ritual mágico del Sanctum Regnum (?)*
El libro de Hermes (?)*
El anexo de Salomón (?)*

* Obras póstumas

Nota: algunos de los manuscritos no publicados de Eliphas Lévi, fueron copiados por varios de sus discípulos y varios de estos textos llegaron a manos de los teósofos, probablemente a través del barón Spedalieri (quien era uno de sus discípulos) y varios de ellos fueron traducidos al inglés y publicados en los primeros volúmenes de la revista de la Sociedad Teosófica (“The Theosophist”)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.