COSTO DEL AMARRE DE AMOR CON RESULTADOS EN:
15 DÍAS: 230 EUROS o 300 DÓLARES
7 DÍAS: 400 EUROS O 550 DÓLARES
24 HORAS: 600 EUROS O 810 DÓLARES

SI DESEA UN AMARRE DE AMOR ESPECÍFICO QUE HAYA VISTO EN ESTA PÁGINA CONSULTAR POR EL PRECIO A: brujoinca@gmail.com

TODO PAGO ES POR ADELANTADO. EL BRUJO INCA ES EL MEJOR BRUJO DEL MUNDO, ES UN BRUJO SERIO, LOS TRABAJOS DEL BRUJO INCA SIEMPRE DAN RESULTADOS. 100% EFECTIVOS.

THE COST OF THE LOVE SPELL WITH RESULTS IN:
15 DAYS: 230 EUROS or 300 DOLLARS
7 DAYS: 400 EUROS OR 550 DOLLARS
24 HOURS: 600 EUROS OR 810 DOLLARS

IF YOU WANT A SPECIFIC LOVE SPELL THAT YOU HAVE SEEN ON THIS PAGE, ASK FOR THE PRICE TO: brujoinca@gmail.com

lunes, 9 de junio de 2014

¿CÓMO ESTUDIAR A KRISHNAMURTI?



(Frecuentemente he escuchado a buscadores de la Verdad decir que están muy interesados en estudiar a Krishnamurti, pero que no saben por dónde empezar. Personalmente no lo he estudiado lo suficiente para poder asesorar al respecto, pero sí he leído los consejos de aquellos que sí lo han estudiado profundamente y se los comparto, porque son muy útiles para introducirse en la enseñanza de Krishnamurti.)



RECOMENDACIONES DE GALAXIO


Estudiante

¿Hola, me encantaría comenzar a leer a Krishnamurti, me podrían recomendar con qué libro comenzar?


Retama

Amigo, te animo a que leas primero el libro “La libertad primera y última”, es para mi gusto el mejor libro que existe sobre las enseñanzas de Krishnamurti, el más completo, el que llega más directamente al corazón y a la mente por sus palabras, el libro definitivo sin duda. Quizás (y hablando de mi gusto en particular ¡ojo!) solo hay un libro de las Enseñanzas de Krishnamurti que esté a la altura de ese y es el “Diario de Krishnamurti”.

Sin embargo, haz lo que creas que debas hacer, tomate tiempo con Krishnamurti, se suave con él, escúchalo, y si te cansas alguna vez déjalo. Te aseguro que después de un tiempo ¡volverás de nuevo a él!

Krishnamurti es como esas muñecas rusas que las abres y siempre hay otra dentro, pues así es él, cuando lo vuelves a leer, descubres cada vez algo nuevo.

Cuídate amigo y aunque te cueste desconfiar de Eckhart Tolle [un “maestro espiritual” que está actualmente de moda] es solo un actor actuando de Krishnamurti (si hasta se sienta igual que se sentaba él...)



Galaxio

Respecto a los libros de Krishnamurti... Mira, antes cuando me hacían esta pregunta decía rápidamente “Comentarios sobre el vivir” y luego “Diario”, o sea las biografías... Ahora, con tanto material de Krishnamurti en la web, simplemente te aconsejo que leas lo que hay online hasta que captes el perfume, y luego, ese mismo perfume te va a decir que libro comprar, Ok?

Incluso creo que lo mejor es verlo directamente en video a Krishnamurti. Pon “Krishnamurti español” en youtube y vas a ver muchos videos muy interesantes y bellos.

Puedes poner también los temas que te interesan a ti, como: “Krishnamurti conflicto” (o apego, muerte, relación, amor, etc.).

Así tendrán dos luces en vez de una: sus palabras y su imagen.



Ana

Te cuento que como lo aconsejaste, miré un video en youtube de Krishnamurti (La naturaleza del pensamiento) y la verdad es que terminé sin entender lo que quiso decir.

Qué me podrías decir a mí, una ignorante de Krishnamurti, pero con ganas de aprender, de entenderlo más bien.

¿Cuál es la manera, el camino para captar lo que Krishnamurti dice?

Sólo leer y leer y leer y mirar y mirar videos.  ¿Y esperar a que se haga la luz en mi en algún momento?  Porque a Tolle lo capté enseguida, pero a Krishnamurti. No.

¿Qué me falta entonces?  ¿Por qué no lo entiendo?

Me gustaría saber tu opinión. Sé con toda humildad que hablo desde la ignorancia, pero me gustaría salir de ese lugar... sal de ahí chivita, chivita... je,je.

Saluditos!


Galaxio

ejej... Ana, me encanta tu actitud para encarar este tema tan serio: con humor !!!

La risa abre más puertas de las que uno se imagina, tanto en este plano como en los sutiles... Un gran comienzo el tuyo con Krishnamurti, verdaderamente, y es que este tema es el más importante, así que mejor encararlo con alegría. :)

Mira, no es raro que sientas que entendiste a Tolle pero no a Krishnamurti. Y es porque Tolle toma algunas nociones de Krishnamurti, lo mezcla con otros que jamás entendieron nada (como Ramana), y saca un producto VENDIBLE, que es lo que le importa. Muy al estilo de Deepak Chopra, pero menos grosero que éste último.

Para que me comprendas, es como si resumieran la Biblia así:

« Dios hizo el mundo. Adán y Eva siguieron a una víbora y Dios de castigo, los echó del Paraíso. Luego mandó su hijo para que lo clavemos en una cruz y así salvarnos del infierno eterno. »

Y aunque en nuestro ejemplo, la historia no tiene mucho sentido, igual te da la ilusión de entenderlo más fácilmente que si lees la misma historia en los 31’103 versículos de la Biblia.

Con Tolle pasa lo mismo, resume la enseñanza de Krishnamurti, haciéndoles creer a sus lectores que ya comprendieron la espiritualidad y paralizándolos por lo tanto en su búsqueda. Tolle forma parte de esos seres nefastos definido por Krishnamuti como “los intérpretes de la enseñanza” (algo peor aún que los falsos gurúes) y es por eso que le hago tanta guerra a ese ladrón. Porque causa un efecto nocivo en personas valiosas, engatusándolas para lucrar con ellas.

(Ver ¿Cómo terminar rápidamente una discusión sobre Tolle?)

Krishnamurti mismo dijo que entenderlo era difícil.

Luego de años de leerlo, actualmente podría intentar hacerte el resumen sobre su enseñanza de esta manera:

  • Leer o ver videos de Krishnamurti no puede ser sustituido por nada de este mundo, porque sus palabras son sólo PARTE de su enseñanza. Las otras partes son su vida misma, su cara, sus gestos, su energía... en fin... todo lo que transmitió más allá de lo verbal. 
  • Leyéndolo, viéndolo, se van produciendo modificaciones abruptas o inconscientes en la mente de uno. Por lo tanto, cuando comienzas a observar todo, tanto lo que te pasa por dentro como lo que pasa afuera (en particular, en la Naturaleza y en tus relaciones) comienzan también una serie de modificaciones profundas que se suceden sin ser buscadas. 
  • Eventualmente pasas por una experiencia que sólo puede calificarse como “mística” de la que poco puede decirse, pero que es bastante “democrática”, porque les pasa a todos (animales, plantas y piedras) pero que escasea en los seres humanos, al menos conscientemente. 
  • Y eventualmente un día ocurre la comprensión cabal de lo que significa “el observador es el observado”, pequeña y tramposa frase que Krishnamurti consideraba como el núcleo de su enseñanza.

 Entonces todo cambiará en tu vida, o mejor dicho, tu vida espiritual realmente comienza.

Esto es lo que puedo resumirte hoy por hoy, pero hay más trampas en esto... Krishnamurti dijo que “la Verdad es una tierra sin senderos” y eso es tal cual, ya que mi experiencia puede ser radicalmente diferente de la tuya y tu caminar en todo esto lo tendrás que hacer en completa libertad y, espero, manteniendo tu buen humor a toda costa.

¿Bueno, te sirve todo esto?

Espero que sí... abrazos y seguimos hablando, cuando quieras.


Ana

Gracias por tu respuesta y ¡obvio que me sirve!

Sí, te confieso que me trabé justo ahí con lo de “el observador es el observado”. Como que a propósito no te da las cosas masticadas, no te evita el trabajo de reflexionarlo. Veo que debe de ser algo como ir al baño, ¡nadie puede hacerlo por uno!  Jajaja. Perdón, pero es tan cierto... Bueno tengo por donde comenzar, mil gracias y seguramente ya te preguntare algo más.

Saluditos!


Galaxio

Jajaja con el baño.!!!

Sí, es así efectivamente... Krishnamurti NO te define nada, porque eso causaría en sus lectores la adoración hacia él y la parálisis en sus búsquedas.

Abrazos.


Ana

Estuve mirando varios videos de Krishnamurti, y tienes razón en que a cada rato repudia a los gurús y a cada rato dice:

-        “no esperen que yo se los diga” cuando surge un interrogante, “yo no los voy a ayudar”,
-        varias veces le escuche “no pregunten cómo hacerlo, porque seguramente que alguien se los va a decir, y ustedes se harán esclavos de él”,
-        “no acepten autoridad”,
-        “descubran por sí mismos”,
-        etc.

Y acá viene mi reflexión: puedo decir que leí bastante exhaustivamente a Tolle, y sí copia en mucho a Krishnamurti, pero se ha cuidado bien de mencionar justamente esos detalles mencionados arriba que Krishnamurti reitera una y otra vez. Esto me llamó la atención y me pregunto:

¿Por qué Tolle copia un 80% a Krishnamurti y justo esto no lo considera importante?

¿Por qué Tolle sí te dice lo que tienes que hacer?  

(Ahí yo les respondo: porque a Tolle no le interesa liberar a sus seguidores, sino comercializar con la enseñanza. Mientras que a Krishnamurti Sí le interesa LIBERAR a la personas. Esto lo detallo en el capítulo: ¿Conviene estudiar el (pseudo) esoterismo?)

Tolle dice: ¡Síganme que no los voy a defraudar!  Uuf que frasecita, jeje...

Igual es más solapado que otros, te la dibuja bien, pero como a todos se les ve la hilacha por el lado de la guita... mucho espíritu, mucha conciencia pero la guita es la guita. Bueno, esas son mis impresiones de hoy. Hasta pronto y saluditos!


Galaxio

Muy avezado lo tuyo, Ana...  Tolle no menciona a Krishnamurti a pesar de que lo roba descaradamente, para no caer en la categoría de "intérprete de Krishnamurti”. Creo que estás viendo muy bien las cosas y me alegro mucho.

Abrazos.

(Nota: los comentarios los saqué de los capítulos “Los nuevos gurúes robarán a Krishnamurti” parte 1 y 2, y los edité para facilitar su lectura.)



ARMANDO CLAVIER


Armando Clavier fue probablemente, el más importante traductor de la obra de Krishnamurti al castellano, y sin duda fue el más propicio para esa labor, ya que experimentó y vivió muy profundamente la enseñanza de Krishnamurti. Y es que es muy difícil traducir a Krishnamurti. Se requiere haber alcanzado un nivel semejante de consciencia para saber qué palabras hay que usar. De otra manera la traducción desvirtúa la esencia de la enseñanza.

Existe la anécdota que una vez Krishnamurti leyó un artículo publicado por Armando y cuando terminó de leer dijo que “estaba bien”. Lo cual a mí me sorprendente enormemente, debido a que Krishnamurti siempre fue muy severo con aquellos que pretendían explicar su enseñanza. Pero pensándolo, no es de sorprender, ya que Armando no buscaba interpretar a Krishnamurti, sino que a partir del elevado estado de comprensión que había alcanzado, ayudaba a los otros a aproximarse mejor a la enseñanza de Krishnamurti

Galaxio lo conoció muy bien, ya que durante 25 años fueron grandes amigos y tuvieron reuniones donde abordaban en grupo la enseñanza de Krishnamurti. Sobre esas reuniones, Galaxio comenta que eran encuentros atemporales, donde se sentía una energía muy especial y que sí bien Armando era el que hablaba, “algo más hablaba a través de él, y él era uno más de los que escuchaba.”

Sus libros sobre Krishnamurti y esas reuniones son:

·       Aproximación a Krishnamurti: conferencias (1969)
·       Presencia de Krishnamurti: diálogo con un joven estudiante (1971)
·       Vigencia de Krishnamurti (1978)
·       Caminar con Krishnamurti: diálogos (1989)



EN RESUMEN

Para comenzar a introducirse en la enseñanza de Krishnamurti, se recomienda en primera instancia ver sus videos, de preferencia aquellos que aborden el tema que les interesa (amor, dolor, etc.)

Luego, para profundizar en su enseñanza se recomienda primero leer de sus libros:

·       “Comentarios sobre el vivir”
·       “Diario”
·       “La libertad primera y última”

Ahora bien, si sienten el anhelo de hacerlo de otra manera, ¡háganlo! Es su intuición la que los guía.

Sin embargo, sin importar qué estudien, les recomiendo que no lo estudien de manera intelectual, como si estuvieran en la escuela tomando notas y aprendiendo definiciones para pasar un examen. Léanlo y escúchenlo más bien tratando de sentir la esencia que hay detrás de las palabras y busquen integrar esa esencia en su ser. En este capítulo explico cómo aconsejo estudiar para que la lectura se vuelva un avance espiritual (Se puede meditar estudiando esoterismo)

Los que han leído profundamente a Krishnamurti, recomiendan fuertemente evitar a aquellos que pretenden explicar a Krishnamurti. Así como a sus copiones: Tolle, Osho, U.G. Krishnamurti (hasta el apellido copió este), etc.

Como asesoramiento para abordar las enseñanzas de Krishnamurti, les recomiendo leer y analizar:

- Los capítulos que Galaxio escribió sobre Krishnamurti en su blog (link)
- Los libros que Armando Clavier escribió sobre Krishnamurti,
- La reflexión de Mariano que pongo más abajo.

Como análisis de la vida de Krishnamurti, les recomiendo leer los capítulos que he publicado en este blog (ver columna a la derecha) en particular el capítulo:

  • ¿ES KRISHNAMURTI AGNÓSTICO? (Link)

Donde doy mi punto de vista de por qué Krishnamurti declaró que:

la Verdad es una tierra sin caminos



¿POSEE LA ENSEÑANZA DE KRISHNAMURTI UN MÉTODO DE ESTUDIO?

(A continuación les comparto la reflexión que Mariano hace al respecto)

A mi modo de ver, no creo que exista un método para entender a Krishnamurti. Las razones son las siguientes:

Cuando tenemos miedo ¿seguimos un método para salir de él? ¿De qué manera podemos solucionar el miedo?

Krishnamurti nos insta a observar el miedo y en la observación no hay caminos, no hay medios. La observación directa hacia nuestra psiquis es una conexión lograda con el Ego Superior. Y esa conexión, si bien esta realizada por intermedio de los átomos permanentes de cada cuerpo sutil, se logra gracias a la fuerza akashica que existe en cada uno de ellos. Esta fuerza es inespacial y atemporal, por lo tanto cuando nos hacemos uno con ella, estamos negando toda dirección y todo sentido. Por lo tanto, del miedo sólo podemos salir observándolo y entendiéndolo. No hay otros métodos para solucionar el miedo, no hay caminos.

Igual, los métodos de estudio sólo sirven para organizar conceptos, en esa organización se les da un orden a las ideas, se colocan de menor a mayor importancia para lograr los escalones hacia la iluminación. Pero la iluminación es una cosa muy distinta. No sucede cuando nos destinamos o nos colocamos en una posición, cuando nos preparamos y cuando elegimos un tipo de marcha hacia algún lugar. Nada de eso nos trae la iluminación. Y si no nos damos cuenta de qué cosas son las que interceden entre la luz y nosotros, es inútil comenzar cualquier camino.

Si yo dijera que a Krishnamurti se lo puede empezar a estudiar por aquí o por allá, estaría negando la propia enseñanza de Krishnamurti, ya que a Krishnamurti se le llega a través de dolor y el dolor tiene sus propios caminos ocultos que la mente no puede comprender:

« Necesitamos una mente nueva, fresca, un nuevo corazón, una mente inocente, joven, decisiva; y para tener una mente así, tiene que haber destrucción; tiene que haber una creación que siempre es nueva. »
(Krishnamurti, El estado creativo de la mente, Cap. XX)

¿Afrontaremos la destrucción de nosotros mismos mediante un método de estudio?

¿Es posible que sigamos empeñados en generar un orden externo mediante una mente desordenada?

Debemos desechar, cambiar, transformar nuestra mente. Pero instantáneamente surge la pregunta capital ¡¿Cómo?!


Krishnamurti nos viene a destruir el CÓMO, su enseñanza destruye esa pregunta, no hay maneras de entender qué nos sucede, no hay formas para captarlo qué nos sucede, sólo puede haber una total entrega al dolor y un ¡no negar la incertidumbre!

Y justamente, Krishnamurti nos ayuda a mantener viva la incertidumbre.

¿Por qué?

Porque como humanidad estamos acostumbrados a solucionar los problemas, ya no es importante ni siquiera preguntarse por qué surgieron, lo importante es solucionarlos y cada vez más rápido. Los problemas molestan, pero el ser humano no entiende que cuanto antes solucione un problema más temprano llegara el próximo.

¿Qué hacer entonces?

Dejar que el problema se solucione a sí mismo, dejar que el problema carcoma la mente, dejar que el problema la mate y la destruya.

¿Pero no es acaso esto lo más insensato que pueda proponerse?

No, no lo es, al contrario, el problema es el único que puede desestructurar a la mente, y mientras la mente se resista a él, no habrá lugar a la transformación, ya que el problema (que aparentemente nos viene desde afuera) no es sino una energía atraída desde adentro, formulada y creada por nuestras propias falencias.

Cuando el problema llega a nosotros atraído por nuestros propios pensamientos, queremos solucionarlo, exterminarlo a cualquier costo, sin advertir que ese problema necesita llegar hasta el fondo mismo donde fue creado. El problema necesita por lo tanto llegar a destino, necesita cumplir su función que es eliminar al centro emanador del problema.

Si esto no sucede, debido a que la mente ha recurrido a la tan acostumbrada formula de la evasión, entonces el problema como si fuese una ola detenida en el tiempo, comienza a cristalizarse alrededor del ser, y el aura empieza a tomar tintes oscuros, ya que ella misma está siendo de barrera que no permite que el problema llegue a su verdadero destino: el cerebro.

En síntesis, el cerebro, fuente emanadora de problemas, necesita recibir lo que envió, necesita “ver” aquello que generó y de esta forma logra des-estructurarse, des-ordenarse.

Y es que resulta que el tan llamado ORDEN que los seres humanos conocen no es sino un gran DESORDEN para el Cosmos. En la Biblia encontramos:

« Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dice el Señor. »
(Isaías, 55:8)

No se ha visto jamás en la Tierra una flor que tenga forma de rascacielos, ni a un insecto con forma de avión, ni a un mamífero o cualquier otro animal con forma de automóvil.

Las formas que los humanos crean con sus cálculos y estudios, son contrarias al orden natural. Por lo tanto si uno atiende a las formas que los seres humanos crean, entenderá que la mente está estructurada de tal manera que es anti-natural. La desestructuración de la mente humana es necesaria para que ella pueda generar formas armónicas y en concordancia con las leyes Divinas.

Ahora bien, ¿puede un método de estudio brindarme aquella desestructuración? ¿No es acaso la utilización de un método el seguir reafirmando ese ORDEN ANTINATURAL?

Supongamos que sigo un método de estudio para comprender a Krishnamurti. Surge entonces la pregunta: ¿es a Krishnamurti a quien debo comprender o a mí mismo?

Porque si es a mí mismo, entonces Krishnamurti no tiene importancia y no necesito llegar a él sino a mí mismo. Pero muchos pueden argüir que no comprenden a Krishnamurti y que por ello necesitan un método. La recomendación de mi parte es que lean a otro. A Krishnamurti no se lo aborda indirectamente, si la enseñanza de Krishnamurti no cala hondo dentro de uno, si no hace mella en lo profundo del alma, entonces es porque no es para uno, no hay más que eso.

Hay cosas que no son para todos, y así como hay muchos que no comprenden la Teosofía por más explicaciones que se les dé, habrá un sinfín de seres que no comprenderán jamás en esta vida a Krishnamurti, simplemente porque la fuerza del dolor no les ha abierto el alma para entenderlo.

Yo les recomiendo a aquellos que sí lo entendieron, que no se rebajen a hacer demasiadas explicaciones de lo que es la enseñanza de Krishnamurti, es decir, que no realicen métodos de enseñanza de la enseñanza de Krishnamurti para aquellos que no lo entienden. Recuerden en todo caso que hay enseñanzas que no son para que la mayoría las entienda, veamos de nuevo lo que dice el profeta Isaías:


« Yo oí la voz del Señor que decía:
¿A quién enviaré y quién irá por nosotros?
Yo respondí: ¡Aquí estoy: envíame!
Ve, me dijo; tú dirás a este pueblo:

Escuchen, sí, pero sin entender;
miren bien, pero sin comprender
Embota el corazón de este pueblo,
endurece sus oídos y cierra sus ojos,
no sea que vea con sus ojos
y oiga con sus oídos,
que su corazón comprenda
y que se convierta y sane.

Yo dije: ¿Hasta cuándo, Señor?

Él respondió:
Hasta que las ciudades queden devastadas, sin habitantes,
hasta que las casas estén sin un hombre
y el suelo devastado sea una desolación.
El Señor alejará a los hombres
y será grande el abandono en medio del país.
Y si queda una décima parte,
ella, a su vez, será destruida.
Como el terebinto y la encina
que, al ser abatidos, conservan su tronco talado,
así ese tronco es una semilla santa. »
(Isaías, 6:8-13)

Necesitamos entender que estamos desordenados y nuestros métodos son hijos de ese desorden. Hasta que no entendamos eso, seguiremos construyendo sobre arena. Krishnamurti no hablo para generar nada nuevo sino para destruir lo viejo.

“El amor es destrucción” afirma en su diario íntimo y en cada charla enfatiza el poder que debemos darle a la consumación de las cosas, al término de este camino que hemos hecho como humanidad.

Una de las principales formas de entender su mensaje es descubriendo dentro de nosotros la verdad, entonces él se convierte en un reflejo de esa verdad. Si queremos encapsular a ese reflejo, si queremos sistematizarlo caeremos en la estupidez de negar las variadísimas realidades internas de cada uno.

¿Qué método seguiremos para entender a Krishnamurti que no esté en pugna con la forma de ver de tantos seres que quieren despertar viendo la realidad de un modo diferente cada uno?

Si la verdad es una tierra sin caminos, entonces no existe una forma, un camino, un método o lo que fuere que nos ayude a comprender a Krishnamurti, porque la única llave que nos ayuda a comprender a Krishnamurti es la aceptación de nuestro propio dolor. Si el lector toma cualquier libro de Krishnamurti y lo abre en cualquier hoja, entenderá lo escrito de acuerdo al dolor que haya aceptado dentro de él.

¿No será esa la señal que demuestre lo innecesario que puede ser cualquier método, cuando la experiencia nos demuestra que es la propia fuerza interna la que abre el camino al entendimiento, alejada de cualquier sistema de enseñanza?

Lo que sí podemos hacer, es utilizar sus afirmaciones, sus discernimientos y sus cuestionamientos para generar nuestras propias ideas, nuestros propios análisis, nuestras propias síntesis, nuestra propia realidad. De esta forma estaremos entendiendo el mensaje de Krishnamurti, porque al ser creativos le daremos vida a su enseñanza.

Pero si queremos enseñarle a otro cómo debe estudiar a Krishnamurti estaremos cometiendo un gravísimo error. Porque la enseñanza de Krishnamurti no tiene niveles ni prioridades. Krishnamurti no prioriza un tema por sobre otro, no atiende más al tema de la AUTORIDAD que al tema del MIEDO, no prioriza al tema del DESEO por sobre el del ABURRIMIENTO.

Las flechas de Krishnamurti atacan en todo sentido desde un centro único, cada cual debe ser herido por la que le corresponda desde el lugar donde lo mire. Y de la misma forma que no se puede canalizar al sol sin perder millones de rayos, si intentamos hacerlo con la enseñanza de Krishnamurti, negaremos gran parte de su discernimiento.


(Nota: son bienvenidos a dar sus propias opiniones sobre el tema.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.