COSTO DEL AMARRE DE AMOR CON RESULTADOS EN:
15 DÍAS: 230 EUROS o 300 DÓLARES
7 DÍAS: 400 EUROS O 550 DÓLARES
24 HORAS: 600 EUROS O 810 DÓLARES

SI DESEA UN AMARRE DE AMOR ESPECÍFICO QUE HAYA VISTO EN ESTA PÁGINA CONSULTAR POR EL PRECIO A: brujoinca@gmail.com

TODO PAGO ES POR ADELANTADO. EL BRUJO INCA ES EL MEJOR BRUJO DEL MUNDO, ES UN BRUJO SERIO, LOS TRABAJOS DEL BRUJO INCA SIEMPRE DAN RESULTADOS. 100% EFECTIVOS.

THE COST OF THE LOVE SPELL WITH RESULTS IN:
15 DAYS: 230 EUROS or 300 DOLLARS
7 DAYS: 400 EUROS OR 550 DOLLARS
24 HOURS: 600 EUROS OR 810 DOLLARS

IF YOU WANT A SPECIFIC LOVE SPELL THAT YOU HAVE SEEN ON THIS PAGE, ASK FOR THE PRICE TO: brujoinca@gmail.com

martes, 10 de diciembre de 2013

Los Chakras o centros de fuerza


La palabra chakra es sánscrita y significa rueda. También se usa en varias acepciones figuradas, incidentales y por extensión, como en inglés y en español. De la propia suerte que hablamos de la rueda del destino o de la fortuna, así también los budistas hablan de la rueda de la vida y de la muerte, y designan con el nombre de Dhamma- chakkappavattana Sutta (1) el primer sermón en que el Señor Buda predicó su doctrina, nombre que el profesor Rhys Davids traduce poéticamente por «la puesta en marcha de las ruedas de la regia carroza del Reino de la Justicia». Este es el exacto significado de la expresión para el budista devoto, aunque la traducción de las palabras en sentido recto es «el giro de la rueda de la Ley». El uso en acepción figurada de la palabra chakra, de que tratamos en este momento, se refiere a una serie de vórtices semejantes

a ruedas que existen en la superficie del doble etéreo del hombre.






Los chakras o centros de fuerza son puntos de conexión o enlace por los cuales fluye la energía de uno a otro vehículo o cuerpo del hombre. Quienquiera que posea un ligero grado de clarividencia los puede ser fácilmente en el doble etéreo, en cuya superficie aparecen en forma de depresiones semejantes a platillos o vórtices, y cuando ya del todo desenvueltos semejan círculos de unos cinco centímetros de diámetro que brillan mortecinamente en el hombre vulgar, pero que el excitarse vívidamente, aumentan de tamaño y se les ve como refulgentes y coruscantes torbellinos a manera de diminutos soles. A veces hablamos de estos centros cual si toscamente se correspondieran con determinados órganos físicos; pero en realidad están en la superficie del doble etéreo que se proyecta ligeramente más allá del cuerpo denso.

Todas estas ruedas giran incesantemente, y por el cubo o boca abierta de cada una de ellas fluye de continuo la energía del mundo superior, la manifestación de la corriente vital dimanante del Segundo Aspecto del Logos Solar, a la que llamamos energía primaria, de naturaleza séptuple, todas cuyas modalidades actúan en cada chakra, aunque con particular predominio de una de ellas según el chakra. Sin este influjo de energía no existiría el cuerpo físico.
Por lo tanto, los centros o chakras actúan en todo ser humano, aunque en las personas poco evolucionadas es tardo su movimiento, el estrictamente necesario para formar el vórtice adecuado al influjo de energía. En el hombre bastante evolucionado refulgen y palpitan con vívida luz, de suerte que por ellos pasa una muchísimo mayor cantidad de energía, y el individuo obtiene por resultado el acrecentamiento de sus potencias y facultades.


EL CHAKRA FUNDAMENTAL


El primer centro, el rádico o fundamental situado en la base del espinazo, recibe una energía primaria que emite cuatro radios; y por lo tanto, dispone sus ondulaciones de modo que parezca dividida en cuadrantes alternativamente rojos y anaranjados con oquedades entre ellos, de lo que resulta como si estuviesen señalados con el signo de la cruz, y por ello se suele emplear la cruz por símbolo de este centro, una cruz a veces
flamígera para indicar el fuego serpentino residente en este chakra.
Cuando actúa vigorosamente es de ígneo color roji-anaranjado, en íntima correspondencia con el tipo de vitalidad que le transfiere el chakra esplénico. En efecto, observaremos en cada chakra análoga correspondencia con el color de su vitalidad.

La manera de despertar este chakra se da a partir de su estimulación, poniendo la espalda totalmente recta y pronunciando la palabra "mmmm", cual si fuera el mugido de un buey.

Su elemento es la tierra, está asociado a la vitalidad, su sentido es el olfato, su percepción la nariz, su acción por los pies y su color el rojo. Los minerales que corresponden a ese chakra son el rubí y el coral, mientra que sus estimulantes son el cedro, la pimienta y el clavo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.