COSTO DEL AMARRE DE AMOR CON RESULTADOS EN:
15 DÍAS: 230 EUROS o 300 DÓLARES
7 DÍAS: 400 EUROS O 550 DÓLARES
24 HORAS: 600 EUROS O 810 DÓLARES

SI DESEA UN AMARRE DE AMOR ESPECÍFICO QUE HAYA VISTO EN ESTA PÁGINA CONSULTAR POR EL PRECIO A: brujoinca@gmail.com

TODO PAGO ES POR ADELANTADO. EL BRUJO INCA ES EL MEJOR BRUJO DEL MUNDO, ES UN BRUJO SERIO, LOS TRABAJOS DEL BRUJO INCA SIEMPRE DAN RESULTADOS. 100% EFECTIVOS.

THE COST OF THE LOVE SPELL WITH RESULTS IN:
15 DAYS: 230 EUROS or 300 DOLLARS
7 DAYS: 400 EUROS OR 550 DOLLARS
24 HOURS: 600 EUROS OR 810 DOLLARS

IF YOU WANT A SPECIFIC LOVE SPELL THAT YOU HAVE SEEN ON THIS PAGE, ASK FOR THE PRICE TO: brujoinca@gmail.com

domingo, 20 de enero de 2013


Uso ritualizado de los noï rao
Cuando una persona quiere mejorar o generar una relación comercial, amical o amorosa, usa una o varias de estas plantas. Desde entonces, tiene que ir preparándose psicológicamente a fin de otorgar el máximo de fuerza al tratamiento, y a la curación que sigue. Realmente, se trata de curar, raonai en shipibo, su propio cuerpo para que sea irresistiblemente atractivo para el otro. De manera simplificada, los noï rao desarrollan una atracción positiva necesaria en todas relaciones amorosas, amicales, o comerciales. Lo que se dice " dar suerte ". El idioma shipibo no prevé un término específico para designar la palabra " suerte ", sino que el hecho de volverse un polo de atracción puede facilitar las relaciones sociales. Por ejemplo, estar invitado a comer, recibir regalos, ser apreciado y buscado por la gente del sexo opuesto, ser bien percibido por todo el mundo, constituyen ventajas apreciables que, vistas de manera global, representan un factor suerte. En cada uno de los casos, la atracción se ejerce según un movimiento centrípeto desde los otros hacia sí mismo.
Cada planta desarrolla un papel especial dentro del sistema de las relaciones sentimentales tomando en cuenta la intensidad y el tiempo deseados (una semana, un mes, un año o la vida entera). También, es posible mezclar plantas para obtener un efecto más rápido y más fuerte.
Idealmente, estas plantas pueden ser utilizadas indiferentemente por los hombres o las mujeres. Sin embargo, en la realidad, se nota un uso de los noï rao en función del género. Esencialmente, en lo que atañe al mejoramiento de las relaciones amorosas, cada grupo sexual tiene sus propios saberes y usos " escondidos " que, a veces, pueden superponerse.
Hemos notado un uso ritualizado de estas plantas. Como ritual, el utilizador tiene que seguir una dieta que se descompone globalmente de la manera siguiente : preparación psicológica, aislamiento social, ayuno al momento de colectar y preparar las plantas, y abstinencia sexual. Esta dieta empieza antes de la colecta de las plantas y se acaba, generalmente, cuando el efecto deseado se ha obtenido. Divulgar sus intenciones conduciría a una pérdida energética de los efectos del vegetal. Para obtener el máximo de fuerza de la preparación, es necesario observar estrictamente estas reglas.
Cada planta tiene que ser colectada al amanecer, a escondidas y en ayuno que continúa toda la mañana para acabar cuando el sol está a su cenit. Para ciertas plantas, las muestras necesarias a la preparación sólo se extraen del lado del levante y del ponente. Si el utilizador necesita la corteza de un árbol, extraerá pedazos en ambos lados, de donde sale y de donde se acuesta el sol.
Esta preparación se usa para tomar un baño de plantas y/o realizar un perfume.
En baño, se hace macerar la planta en un recipiente lleno de agua, desde la colecta hasta el atardecer, ya que el baño se toma al crepúsculo. Realmente, por el término de " baño ", hay que entender " fricción " de las plantas maceradas en el cuerpo. Se efectúa tanto con el agua que con las plantas, desde arriba hasta abajo del cuerpo. Durante esta operación, la planta libera sus efectos penetrando en la piel del utilizador. Al final de la fricción, el utilizador deja secar el agua del baño y los pedazos de planta pegados en su piel sin enjugarse.
Se puede repetir esta operación varios días hasta varias semanas según el efecto deseado. Durante todo el proceso, la persona sólo se lava con agua, sin jabón. De hecho, la composición química del jabón (producto no natural) puede alterar fuertemente la receptividad del cuerpo del utilizador a los efectos de la planta.
En unos casos, para mejorar una relación conyugal, a escondidas, una mujer puede lavar la ropa interior y exterior de su esposo con el agua de las plantas maceradas sin usar polvo de lavar. Con el objetivo de atraer una clientela, el agua del baño entero se echa en el suelo del comercio.
El uso de los noï rao en baño tiene la meta de generar una atracción. Ésta está creada y vinculada por el olor perfumado que la planta imprime en la piel del utilizador, el lugar (en el caso de un comercio) o la ropa " tratada " de la persona deseada.
En perfume, los noï rao se usan frescos, o secados.
En ambos casos, el ayuno seguido al momento de la colecta es un elemento importante para revelar la fuerza de la planta. Fresca, la planta es machacada y al instante introducida en un perfume. Secada, la planta fresca es rallada con una lengua de paiche inmediatamente después de la colecta. Se deja secar debajo el sol el rallado resultante. Es cuando el producto está totalmente seco (en general cuando el sol llega a su cenit) que se lo mezcla a un perfume y que el utilizador puede cortar entonces su ayuno.
Sea para mejorar las relaciones comerciales, amicales o amorosas, el perfume se usa de manera idéntica. Antes de encontrar la o las personas a las que quiere atraer, el utilizador se fricciona de perfume las manos y los brazos. Al momento de las salutaciones, favorece un contacto físico apretándole(s) la mano y/o tocándole(s) el hombro para " marcarle(s) " de perfume. Como para el baño, tal acción tiene el efecto de establecer una relación vinculada por el olor del perfume. El artificio mágico toma efecto cuando la persona percibe el olor al momento del contacto físico.
Para mejorar una relación amorosa o amical, después de haber efectuado las fricciones y/o usado el perfume, el interesado debe seguir la dieta empezada al momento de la colecta de la planta. Se queda aislado en su cuarto y sigue la abstinencia sexual hasta que la persona deseada viene a él. El efecto querido está asegurado si se sigue la dieta escrupulosamente. Muy a menudo, el utilizador no va hasta el final del proceso, entonces no se obtiene el resultado deseado.
Realmente, el poder de los noï rao tiene dos orígenes, la fuerza intrínseca de la planta y la fuerza extrínseca de la intención.
La planta y su preparación tienen un efecto que actúa independientemente (como lo explicaremos en la próxima parte) de la intención o de las creencias de los individuos que están en su entorno. Se trata de la propiedad esencial de cada noï rao.
A eso, se añade el poder de la intención. Este proviene de uno o de varios instigadores, que sea el utilizador directo o los interventores indirectos (el colector, el preparador de la planta que pueden ser el interesado, los parientes y/o los abuelos).
Entonces, el éxito del uso de los noï rao es el resultado de la fuerza de la planta, de la intención proyectada por las personas concernidas, y obviamente, del respeto de las reglas propias de la manipulación de estas plantas.
Existe un paralelo entre crear una atracción para las mujeres y para los peces. Por ejemplo, el sapema noï rao (sapema = sacha vaca) se usa en baño y el manshamin kawati (manshamin = garza, kawati = puente) es vomitivo. Los dos tienen el objetivo de atraer a las mujeres y los peces. Allí, se superponen el papel de seductor y de buen pescador como si el pescador tuviera que seducir a los peces para agarrarlos como lo hace con mujeres. Como pasa generalmente con los noï rao, los efectos de ambas plantas se sienten en los sueños en los cuales pueden aparecer los peces, substituibles a las mujeres en la interpretación, los dos cogidos en las redes de la seducción.

PEDIR AHORA: brujoinca@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.